La Comunidad Autónoma de Cantabria es una región pequeña, de poco más de 5.000 km2,  con unas condiciones y características paisajistas de gran relevancia y belleza, que destaca tanto por sus cumbres como por su costa.

El término "paisaje" es un concepto, que en principio todos creemos conocer  y con derecho a disfrutar como un bien natural inagotable. Sin embargo, históricamente el territorio y en concreto el de Cantabria, ha ido sufriendo transformaciones, en ocasiones con efectos no deseados y de cuyas consecuencias, es necearlo tomar conciencia para la protección del paisaje y adecuada gestión del mismo. No debemos pensar en el aquí y ahora, sino en un patrimonio natural que debemos disfrutar y perdurar para las generaciones venideras.

Las Administraciones Públicas, y en concreto la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria, ha desarrollado hasta ahora, diversa normativa con el objetivo de regular la ordenación del territorio y el régimen urbanístico del suelo con el objeto de conservar y proteger el paisaje.

¿Cuál es la situación de la gestión del paisaje en la Comunidad Autónoma de Cantabria?

Cantabria es una de las comunidades autónomas que primero ha asumido esta responsabilidad, introduciendo en su normativa específica distintos conceptos sobre la protección del paisaje. En concreto en los siguientes elementos:

1. Ley de Cantabria 2/2001, de 25 de junio, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria.

Con un artículo específico (art. 34), la Ley 2/2001, de 25 de junio, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria contempla la protección del paisaje como norma de aplicación directa dentro de los estándares urbanísticos del planeamiento urbanístico municipal.

Asimismo, en su artículo 59 dicha Ley prevé también Planes Especiales específicos de protección del paisaje o de protección del paisaje y otros valores como la riqueza etnográfica, los recursos naturales y el medio rural, entre otros aspectos.

2. Plan de Ordenación del Litoral (POL).

Aprobado en el año 2004, ya incluye entre su zonificación la categoría de Área de Interés Paisajística, para aquellos sectores costeros sobresalientes por su excepcionalidad o singularidad física, por sus caracteres geomorfológicos o por su incidencia como escenario del paisaje litoral.

3. Normas Urbanísticas Regionales (NUR).

En el año 2006, las Normas Urbanísticas Regionales, introducen entre los criterios y orientaciones aplicables en la elaboración de Planes Generales de Ordenación Urbana, el Capítulo IV dedicado a la Protección del Paisaje, donde se regula la utilización de determinados elementos y medios (análisis del territorio, identificación de cuencas visuales, o localización de puntos de acceso) que permitan identificar y valorar, desde el propio planeamiento, los elementos constitutivos del paisaje.

4. Ley del Paisaje de Cantabria.

Por último, la Ley 4/2014, de 22 de diciembre, del Paisaje pretende continuar y establecer las políticas, planes y proyectos de actuación con incidencia en el paisaje, con el fin de protegerlo y gestionarlo adecuadamente. Así, la Ley del Paisaje de Cantabria nació con la voluntad de mejorar el conocimiento y gestión de nuestros paisajes  y la creación de instrumentos adecuados para alcanzar los objetivos expuestos de conservación y gestión.