Las NUR se organizan en tres documentos: una memoria, texto normativo y un anexo cartográfico.

Dentro de su contenido cabe dar singular relevancia a los criterios y orientaciones aplicables en la elaboración de los planeamientos municipales, así como a la regulación concreta en lo relativo a la edificación y los usos del suelo y a  la propuesta de categorias de suelos rústicos de especial protección, que sirve como orientación en la redacción del planeamiento urbanístico. Se trata de orientaciones complementarias a las Normas de Aplicación Directa que fija la Ley del Suelo de Cantabria, sobre todo en lo relativo a la protección del medio ambiente, del entorno cultura y del paisaje.

Los documentos que conforman las NUR son los siguientes: