La ley 2/2001 de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria, en su título I, regula los instrumentos de planeamiento, entre los que se encuentra el Plan Regional de Ordenación Territorial (PROT).

El Objetivo del Gobierno de Cantabria es que el PROT sea un instrumento participado por el conjunto de la sociedad para lo que, además de dar cumplimiento a los trámites reglados de información pública, pretende el desarrollo de un amplio proceso participativo. Se trata, en definitiva, de un compromiso con la sociedad y con el territorio.

En una primera fase, se han recogido multitud de informes y propuestas de otras direcciones generales e instituciones, lo que ha servido para aglutinar y coordinar las iniciativas de los diferentes departamentos gubernamentales y los intereses sectoriales que confluyen en el territorio.

Para ello, se ha iniciado un proceso de participación pública, en el que los agentes expertos representantes de entidades económicas, sociales, culturales y ambientales, en una primera fase, y la sociedad civil no organizada, en una segunda fase, llevarán a cabo un ejercicio de implicación y de corresponsabilidad al realizar sus propias aportaciones que enriquecerán el resultado.